Instalaciones frigoríficas

Una referencia para la mejora de la eficiencia energética

Las instalaciones frigoríficas han supuesto, en los últimos años, la punta de lanza de la reducción de emisiones y del consumo energético.

El esfuerzo realizado en Investigación y Desarrollo de productos ha permitido alcanzar unos altos niveles de eficiencia y ahorro energético el sector del frío, poniéndose como modelo a seguir.

El sector del frío, fundamental en numerosas áreas de la actividad industrial y comercial de nuestro país, cuenta con una base tecnológica sólida que lo convierte en una locomotora que tira de distintos sectores para adaptar procesos de producción a modelos más sostenibles y eficientes.

La clave sobre la que gira todo este proceso de adaptación iniciado ya hace tiempo, es con seguridad, el trabajo en la búsqueda permanente del ahorro energético, un objetivo que se persigue, según señalan numerosos expertos, gracias entre otros motivos a aspectos vinculados al diseño de las instalaciones, la elección de compresores y refrigerantes adecuados y a los procesos que determinan el control sobre la temperatura de trabajo.

Otra pieza fundamental en todo este proceso, queda determinada en el esfuerzo por implantar la tecnología como referencia de todos los procesos: la introducción de controles remotos de temperatura en tiempo real y aspectos vinculados a la utilización de bases de datos, están permitiendo un alto nivel de eficiencia en las instalaciones en función de las necesidades específicas.

Sobre estos pilares, se sustenta el cambio de modelo que ahora deben impulsar los profesionales, un cambio que debe tener presentes aspectos como la competitividad en un entorno global, la sostenibilidad y la digitalización. Estos aspectos, suponen un reto para el profesional, pero son a su vez, el factor diferenciador frente al intrusismo, uno de los grandes problemas a los que históricamente se ha tratado de poner coto y que ahora, con un cambio de modelo a las puertas, quedará descabalgado frente a un profesional, altamente cualificado y con un alto nivel de especialización.